El remate

noviembre 13, 2009 Deja un comentario

Anexo al video anterior

Categorías:Drogas, Opinión, Videos

Sobre la prohibición

noviembre 11, 2009 Deja un comentario

En la misma línea de videos informativos sobre drogas, les traigo hoy una reflexión sobre la prohibición de las drogas en Colombia.

Llamamos al debate. También llamamos a los consumidores a participar en él como consumidores. Es necesario mostrar que el proyecto parte de una base erronea, y que sí es posible el consumo responsable de sustancias psicoactivas.

 

 

Categorías:Drogas, Opinión, Videos

Que entre el diablo y escoja (al fiscal)

noviembre 3, 2009 1 comentario

La administración de justicia es función pública.  Sus decisiones son independientes. […] Su funcionamiento será desconcentrado y autónomo.

Artículo 228, Constitución política de Colombia.

 

Esta semana inicia con un nuevo episodio de la disputa entre el presidente Álvaro Uribe y la Corte Suprema de Justicia: Fabio Valencia, el ministro del interior, acusó el fin de semana a la Corte de violar la constitución con la negativa de elegir al fiscal general de la nación entre la terna propuesta por la presidencia.

Claro, hay tan sólo unos pocos requisitos para ser fiscal general de la nación. A saber: 1. Ser colombiano de nacimiento y ciudadano en ejercicio, 2. Ser abogado, 3. No haber sido condenado por sentencia judicial a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos, 4. Haber desempeñado, durante diez años, cargos en la Rama Judicial o en el Ministerio Público, o haber ejercido, con buen crédito, por el mismo tiempo, la profesión de abogado, o la cátedra universitaria en disciplinas jurídicas en establecimientos reconocidos oficialmente.

El problema es que si bien esos son los únicos requisitos para ser postulado al puesto, la meretriz gubernamental (la inocente Constitución) tiene una millonada de planteamientos adicionales sobre los que se definiría la idoneidad o no de cualquier persona para una posición como esa.

De entrada, el poder público en Colombia está dividido entre la rama judicial, la legislativa y la ejecutiva. Se supone que esa división tiene como propósito salvaguardar la democracia, debilucha y confusa, de las fauces de cualquier galán de barrio o gamonal hambriento, que en caso de treparse en más de una de esas ramas podría chiflarse de puro poder y empezar a reelegirse indefinidamente o a alcagüetiar criminales. Se me viene a la cabeza Jorge Noguera, ese al que el presidente eligió y luego defendió afirmando que era un santo, o cualquiera de los siguientes directores del DAS, elegidos por el mismo y caídos por lo mismo.

La división de poderes es una vieja base del Estado moderno fundada en la defensa de la ciudadanía por encima de la acumulación de poder de los mandatarios. En Colombia está definida dentro de la Constitución Política nacional, y viene siendo dentro de la pelea por la elección del fiscal un elemento de fondo. Entre las funciones de la Corte Suprema de Justicia no está la defensa de la Constitución, pero no significa eso que puedan tomar decisiones que atenten contra ella. La misma carta magna los obliga a defenderla en el artículo 4, al imponerse por encima de cualquier otro mandato que se le oponga; al elegir un fiscal general que tenga su cabeza muy cerca de los interiores presidenciales estarían, ahí sí, violando la integridad de la ya muy vulnerada señorita.

Ahora, no entiendo muy bien en qué piensan los contradictores de la determinación de la Corte de no elegir al fiscal entre la terna propuesta por el presidente. No me cabe en la cabeza que alguien quisiera apoyar la eliminación de los mecanismos que buscan la transparencia dentro del Estado colombiano, lo que llevaría a facilitarle a cualquier persona (llámese presidente, ministro o como sea) cometer delitos sin ser investigado.

A final de cuentas, si lo que quieren el gobierno y sus mayorías parlamentarias es continuar con las irregularidades escandalosas tan propias de los últimos tres cuartos de década, pues mejor eliminen el cargo y nos ahorran la plata.

Categorías:Opinión

Del arte de la exposición.

octubre 5, 2009 Deja un comentario

Hoy andaba con un amigo pensando qué vamos a hacer en vacaciones. Tenemos serias intenciones de darnos un buen viaje y hemos dedicado varios días a darle vueltas al tema. Arrancamos pensando en ir al parque Tayrona, por economía, pasamos inmediatamente a Montañita, en Ecuador, y hoy ya íbamos en Leticia para bajar por el Amazonas hasta Alter do Chão en Brasil. En esas se me ocurrió que ya entrados en gastos, deberíamos irnos para el Mardi Gras en Nueva Orleans. Sería muy fácil, primero nos vamos para San Victorino, compramos unos kilómetros de tiras de pepas de colores, y las empacamos con una pantaloneta y unas chanclas.

Creo que hay un estado mental particular cuando uno piensa en tetas, y el Mardi Gras, una fiesta en la que los asistentes se sumergen en un océano de ellas, debe ser una experiencia similar a un mes de meditación en el Tibet.

Dispositivos hay muchos para el arte de mostrar las tetas. El Mardi Gras es más un festival de improvisación, las chicas simplemente se levantan la blusa como premio a la generosidad de los otorgantes de collares y pendejadas. Pero para mostrarlas con alevosía y premeditación es necesario hacerse a los requerimientos técnicos necesarios para hacer de la exposición de las gemelas una experiencia estética.

El barrio Santa Fe en el corazón de Bogotá es un bastión mugroso del arte de mostrar. Sus calles están rebosantes de chicas que con la exposición de pechuga sustentan la economía de todo el sector. Si a ellas les va mal en el barrio nadie come: las tiendas no venden, los ladrones no roban, los policías tampoco (tampoco comen, por supuesto). Con tanta responsabilidad, es indispensable tener la infraestructura necesaria para que las gentiles muchachas del sector tengan una venta próspera.

Ellas rara vez salen de ahí, a menos que sea para prestar servicios a domicilio en otros sectores, pero la mayor parte de su vida está encadenada a las 6 manzanas de la zona de alto impacto. Todos los productos de la canasta familiar salen de las tiendas del sector, y por supuesto, todo el vestuario requerido para la supervivencia también. Así pues, entre los hoteles, los bares, los restaurantes y las tiendas, hay metidos almacenes de ropa especializada para el oficio más viejo del mundo.

Almacenes Gionicar funciona hace más o menos 6 años, en la carrera 16 entre calles 22 y 23. Llegué ahí guiado por una lugareña de la que me hice amigo tras mis primeros fracasos en las tiendas del sector; pues, es que cara de cliente de ropa no tengo, y de los turistas que llegan al barrio lo único que se espera es que consuman y se vayan, pero un turista preguntón es tratado con cierto dejo de desdén en los comercios especializados en atender señoritas o similares, sin mencionar que dentro de la fauna del sector, abundan depredadores dispuestos a disfrutar más que yo mi teléfono celular, mi grabadora y mis gafas. Pero ya con una guía la cosa mejora mucho. La mía, es una paisa flaquísima, linda la berrionda, fanática de comprar cucos diminutos de tiritas de amarrar, sostenes de cuadritos y brillos para labios en ese lugar.

El imperio de la moda, es el complemento del nombre del almacén, es enorme, y es uno de esos lugares que venden de todo, desde implementos de cocina, pasando por un Buda-alcancía, en el que la clientela mete moneditas y le soba la panza para la suerte en las ventas, hasta falditas de cuadros diminutas y de esos cucos chiquitines de colores brillantes que le encantan a mi guía, que están en una canasta justo atravesando la puerta.

Estuve en tandas de 20 a 30 minutos por cerca de 5 días en Gionicar, y nunca vi entrar a un cliente diferente a una lugareña, además con un ojo rapidísimo para escoger las compras. A mi guía por ejemplo la he visto comprar 3 tandas de sostén-cuco-medias, y nunca se ha demorado más de 30 segundos en escogerlo todo.

En los almacenes más aventurados, el común es poca tela y mucho brillo. En muchos de los almacenes están las máquinas de coser, desde las que hábiles genios de las miniaturas copian modelos sacados de catálogos de disfraces, todos con modelos grandes por todos lados. En “El Ángel, ropa erótica”, popular local del barrio con cerca de 5 años de experiencia en el ramo, el precio promedio es 90.000 pesos, por cándidos vestidos con los que no se haría ni una media. También es posible encargarlos, en cuyo caso el precio oscila entre 100 y 110 mil pesos, para recibirlo en dos días. A ellos en particular les va muy bien; La piscina, famoso sitio de encuentro de la ciudad, les encarga vestidos al por mayor, para que sus chicas mantengan la fama del lugar con los dispositivos apropiados, ahora están montando un local más grande en donde también venderán otros “artículos” para la realización de los espectáculos de las muchachas.

Los dependientes y los costureros son casi todos hombres, lo que resulta curioso en un mercado destinado exclusivamente para chicas, o chicos que quieren lucir como ellas, que también hay hartos en el barrio. Supongo que han de ser exquisitos curadores de la exposición de tetas, detalles del balance necesario para que un sector célebre por la exposición de cuerpos siga funcionado como la pequeña ciudad de prostitución que es el barrio Santa Fe.

Categorías:Uncategorized

Un regalito

septiembre 23, 2009 Deja un comentario

Esto es un regalito para los que se metieron en algún momento a mi blog, y le dieron ganas de volver.

Dead All Along || Ceri Frost from Giles Timms on Vimeo.

Categorías:Videos

Al interior del ácido lisérgico. (Más bien, pa’dentro el ácido lisérgico).

septiembre 21, 2009 3 comentarios

Bueno, ante el desconocimento generalizado que se evidenció en una de mis clases, sobre qué es el Hoffman, aquí encontrarán un video en el que, en compañía de mi compañero de apartamento y un par de amigas, nos adentramos en el LSD para compartir la experiencia.

Fue una lástima que la cámara no sólo no fuera la más indicada, sino que tuvo algún desperfecto que hizo que la calidad del video fuera muy regular.

Ojalá aun a pesar de eso puedan compartir con nosotros la experiencia de andar trips.

ACLARACIONES PREVIAS A VER EL VIDEO

1. El haloperidol, es un medicamento que implica serios riesgos. La dosis de 5 gotas que se menciona en el video, es la dosis máxima para mi, recomendada por personal médico. No la consuma sin asesoría profesional porque puede acarrear incluso la muerte.

2. El video NO es una incitación al consumo. Simplemente estamos tratando de mostrar una experiencia diferente con el ánimo de acabar con los prejuicios alrededor del consumo de sustancias ilegales, para que el debate sobre el tema de las drogas tenga más argumentos que juicios de valor. Sin embargo, esperamos que comprendan que tenemos experiencia haciéndolo, que hemos investigado mucho sobre el tema y que tenemos asesoría médica permanente. Si usted por su cuenta decide hacerlo, evite hacerlo solo e infórmese lo mejor posible, sobre todo sobre el tema de los riesgos que cada sustancia tiene.

Ahora sí, “sit down, relax and enjoy”.

Vea aquí el video.

Categorías:Drogas, Videos

5 lugares con memoria (Google maps)

septiembre 14, 2009 Deja un comentario

5 sucesos importantes en los 5 lugares en los que sucedieron.

Categorías:Uncategorized
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.